Últimas noticias:

Padre no hay más que uno (2) Razones para verla

 Básica y entretenida

 


Padre no hay más que uno (2) no podemos pedirla más que entretenimiento con alguna sonrisa o carcajada y… lo consigue. Un reparto que mezcla talento, con espontaneidad y llamativos cameos. Una fórmula que ya exploto en la saga Torrente y que sigue dando cifras rentables de taquilla.

 

Padre no hay más que uno (2) no es una gran película. No es un ejercicio de arte para enseñar en la Academia de Cine. No conseguirá premios de interpretación, ni técnicos de los Goya. Tampoco irá a los Oscar’s, pero si te hará feliz durante noventa minutos.

 

Toni Acosta es la mujer en ficción de Santiago Segura en la saga (si, como José Mari estamos seguros que habrá más capítulos) de Padre no hay más que uno (2), junto a las hijas del director y actores cómicos como Leo Harlem, Loles León, Anabel Alonso y sin olvidar los especiales cameos de El Cejas, Florentino Fernández, Ainhoa Arteta, Nuria Ferjo o Cristina Pardo entre otros rostros populares que configuran un filme con atractivos comerciales especiales.

 

 

Santiago Segura, el padre

 


Reconozcamos que Santiago Segura sabe sacar la sonrisa, cuando no la carcajada. Aplaudamos su especial talento para la gracieta simplona y básica, capaz de conseguir adeptos de la risa fácil. Valoremos su bis empresarial, sabe hacer de sus películas negocios rentables; cosa que pocos cineastas españoles consiguen cifras de recaudación tan importantes. Posee un sentido de humor único incluso para el marketing de sus lanzamientos, reconociendo que, para ganar, primero has de invertir.

 

 



Santiago Segura
tiene éxito comercial en su cine y eso no hay que reprochárselo, sino reconocérselo. Hace cine básico de entretenimiento y consigue divertir y ganar. No escatima en sus producciones. No conseguirás moralinas especiales o argumentos impactantes, pero, entre col y col, una risa o carcajada.

 

La trama

 

Quienes somos padres nos identificamos con los personajes y, algunas veces llegamos a pensar “en la hora de Dios…” pero visto desde los ojos de Santiago Segura, el argumento de Padre no haymás que uno (2), nos enternece, nos saca las mejores sonrisas y soñamos con sus mismas ilusiones…. El hijo que quiere jugar al futbol, siendo el peor, la niña que quiere ser andaluza y… vaya ¡arte! Que tiene la niña.

 

 

 


El filme está echo con la unión de varias ideas divertidas, enlazadas en una trama argumental. Por un lado, la idea de la suegra opresora, por otro, las ansias de aparentar en la sociedad, las ilusiones infantiles y los problemas de un matrimonio por las discordancias de sus hijos. Con esas ideas, unimos unas secuencias, unos gags y nos encontramos con una comedia divertida y entretenida, como casi todo el público que la ha disfrutado.

 

 

 

 

Y vosotros ¿Qué opináis?

 

Qué podemos ver? Designed by Templateism.com Copyright © 2014

Imágenes del tema: fpm. Con la tecnología de Blogger.