Latest News

Publicidad

grandes artistas

jueves, 26 de septiembre de 2019

Toy Boy serie


Como las novelas de Agatha Christie 

Se ha dicho que los caminos de la vida son inescrutables. Los guiones de las series de ficción televisivas, son todavía más inescrutables. ¿por qué lo decimos? Por Toy Boy, la serie sobre un stripper joven, guapo y despreocupado que anda calentando motores en las noches de los miércoles.

Nos explicamos.


Series de ficción: los guionistas

Laberintos de caminos. Todas las series de producción propia tienen denominadores comunes. Un argumento o hilo conductor donde se van incluyendo las situaciones más inverosímiles e increíbles.

No suelen contener un asesinato y una investigación. Suelen enredarse como un ovillo interminable, haciendo en cada episodio protagonista a uno de los interpretes de la trama argumental y que, curiosamente, parece culpable, hasta que otro nudo lo enreda, lo estruja y esquiva la atención hacía otra esquina para mantener la intriga una semana más.

Al final, el resultado, es tan inverosímiles como las novelas de Agatha Christie, donde todos los protagonistas parecían culpables y el culpable era el que menos te esperabas.

Toy boy, argumento

La historia donde un stripper es posible culpable de homicidio es original. El lugar de poner mujeres objetos, ponemos hombres objetos que llamen y piquen la atención de espectadores varios ante cuerpos brillantes.

No obstante, Hugo Beltrán parece el culpable y durante varias semanas intentaremos saber si es inocente o responsable de la muerte de Philip. Mientras tanto él y sus compañeros lucirán palmito y cada uno escabullirá su culpabilidad, aunque las mentes malvadas de los guionistas, quieran aparentar que cada uno de ellos son culpables.

Hemos visto tramas similares en series parecidas. ¿nos falta creatividad? ¿abusamos de los guiones parecidos? ¿no hay más tramas que generen interés entre el público?

Toy boy, el reparto

La credibilidad de los personajes es un gran componente del éxito de un trabajo teatral. Y aquí, Toy boy suspende.

Jugamos con un reparto joven, con más o menos experiencia y potencial, pero realmente es el caballo de troya de la serie Toy boy: el mal reparto que tiene.

Si es cierto que los personajes de boys, están conseguidos, pero la interpretación es muy lejos a la de actores de primer nivel. Tenemos que creernos el personaje con lo que vemos. Jesús Mosquera, por ejemplo, tiene cuerpo de stripper pero… ¿talento interpretativo? Es plano, no enmarca sus sentimientos. Es frio, indiferente, distante. Solo un gesto hace de actor: cuando sale de la cárcel y su abogada le pone la mano en el brazo. Aquí si interpreta el guion. El resto es una línea recta, esta como un encefalograma muerto.

María Pedraza, lo siento por ella, una abogada ambiciosa. Donde está esa ambición subrogada por los encantos del bailarin. La han puesto un vestuario de abogada con liderazgo, con un rostro que parece una adolescente buscando novio.

Toy Boy en las redes.

Hasta aquí, lo que decimos nosotros.
Ahora lo que habéis publicado vosotros.







Escribidnos vuestra opinión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sponsor

Tags

Recent Post

AD BANNER