Todo es mentira, en la sobremesa de Cuatro - que podemos ver?

Sponsor

Grandes Artistas

Post Top Ad

Responsive Ads Here

Todo es mentira, en la sobremesa de Cuatro

Share This

Adoctrinamiento inclusivo y exclusivo


Viendo Todo es mentira, no me hago la idea del leiv motiv del espacio. Parece que Risto Mejide es el padre de unos discípulos que ponen sus habilidades (pondría delante dudosas) al servicio del intransigente (luego seré más explícito) capitán de un programa que pretende… ¿qué?

Lo pregunto, para ver si un amable lector, me da alguna pista.


En mi entendimiento, corto de miras, frente a la prepotencia del capitán de Todo es mentira, no llega a ser cuajo de la diversión, tampoco catalogable como informativo, puesto que la imparcialidad brilla sólo en los criterios (demasiados evidentes) del capitán del programa. Tampoco educativo, porque apenas enseña basura o pensamientos del grupillo no contrastado con la pluralidad de ideas y los debates políticos, ahora que esta de moda la política, no dejan de ser con segundones de los líderes políticos.

Si que es cierto, que como políticos, ni unos ni otros dirán nada con sustancia.

Pero son criterios de QUE PODEMOS VER y ¿los suyos?

Risto Mejide al frente de Todo es mentira


Tengo que elogiar a Risto en su labor de jurado de talent shows. Con independencia de estar de acuerdo con sus juicios o no, es el único que aporta cultura, razonamiento, lógica y criterio en sus valoraciones. No en vano, todos los concursantes están pendientes de su juicio, aprobación o denostación.

Todo vale por la audiencia, si enfilan a un personaje buscan y retuercen la opinión contra el poco afortunado que ha sido o es perseguido por el programa. En la actualidad la tienen tomada con Juan Carlos Monedero y las respuestas de twitter hablan por sí solas


Pero al presentador le gustan las peleas y busca en ellas el enfrentamiento y la audiencia, pese calificativos personales que a él y su equipo le dirigen @met_fuk tiene dos acertados comentarios:



Y es que el publicista se cree Dios y sus pensamientos tienen que imprimir doctrina. Ante su SI no hay un NO y pone tanto énfasis en sus criterios que parece el pastor de una secta adoctrinando a sus fieles. Luego critica a la Iglesia, sin darse cuenta, que el mismo se sube a un pulpito e interviene con lo que él cree que sus criterios no tienen revalida ni contestaciones contrarias. Además su inclinación política, es altamente evidenciable



Aunque las palabras más sinceras sobre Todo es mentira, las emite @issijimenez que aquí reproducimos y apoyamos


Risto Mejide y sus palmeros


Actores con talento que debe medirse en otras plazas, deben prepararse contenidos ácidos, irreverentes, provocadores y críticos para satisfacer las ansias viscerales de su jefe en un claro ejercicio de sumisión.

Salir en televisión implica ponerse en la mirada de cientos de críticas posibles. Cuando se hace con talento, esas miradas se suavizan aunque no exentos de vilipendios. El problema es formato barato en que cada colaborador tiene encargado un contenido que se soporta en la sátira del guionista y el talento del colaborador. La doctrina, el ensañamiento y el reparto de protagonismo. Que nadie destaque más que otros y que todos agraden al creador de la idea de Todo es mentira.

¿Sumisión? Si. Exenta de imaginación, porque hacer televisión a cuenta de las perspectivas negativas de los contenidos que tratan es poco cultural y entretenido cuando la sociedad gira a favor del pensamiento positivo.


¿Estamos de acuerdo?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Bottom Ad

Responsive Ads Here

Pages