33 el GRAN musical - que podemos ver?

Sponsor

Grandes Artistas

Post Top Ad

Responsive Ads Here

El triunfo de Christian Escuredo como Jesús

Como que estuviera perenne en el tiempo, sin que pasaran los años, perdón los siglos, por la historia de Jesús de Nazaret.

Hoy, esa historia, sigue de actualidad en 33, el musical donde llegamos a escuchar el mismo contenido de hace más de dos mil años, con un continente más actual y moderno.

Ya, a mis años, me han contado muchas veces la historia de Jesús. Su historia de amor, de sacrificio, de compañerismo y de tolerancia: Me la han contado en muchas iglesias, en muchos libros y muchos sacerdotes, aunque no tengo pertenencia alguna con el clero.


Sin embargo, y a su favor, Toño Casado escribe hace 14 años una forma de sentir, de contar, de transmitir el mensaje cristiano de una forma mas actual y moderna, en un mismo mensaje de amor pero contado, cantado y narrado en el siglo de la ropa cómoda, de las vanguardias tecnológicas o de una sociedad más globalizada. ¿quién se iba a imaginar a Jesús en zapatillas? Yo, no.

33 el musical


No voy a entrar en temas teológicos sobre la historia de Jesús, porque perdería ante cualquier alegación de alguien más especializado que este servidor.

Sólo voy al mensaje. Lo necesitamos, en una sociedad como la actual, necesitamos de mensajes que nos permita convivir mejor, donde seamos más generosos y tolerantes. En ello ocupo mi primera ovación. En el mensaje, que defiendo que es el mismo de siempre, cambiada la forma de mostrarlo.

Hace ya varias décadas, quien escribe este artículo, se permitió con otro sacerdote montar una pasión viviente. Hoy por hoy, se sigue representando cada Jueves Santo aunque ya no se parezca en nada al original, gracias a su evolución en el tiempo.

Pero voy al esfuerzo, a la colaboración de los actores aficionados implicados. A los técnicos y a todos los que de una y otra forma contribuían con esa pasión viviente. Y lo comparo con 33 el musical y lo valoro: que gran producción, que medios, que escenografía, que esfuerzo ilimitado de técnicos y artistas. Cuando lo has hecho con tus propias manos, valoras mejor y más justamente aquello que hacen otros.

Desde el primero al último, pasando por técnicos, artistas, músicos, carpinteros, azafatas…. Nuestra siguiente ovación cargada de reconocimiento.

¿Christian Escuredo o Jesús de Nazaret?

Y, lo pregunto, porque lo confundo. El parecido con las iconografías de Jesús, es tremendamente razonable, por poner pegas, un poco, el pelo más corto. Pero su estancia en el escenario, la trasmisión de su mensaje hace que quienes creemos en él, con más o menos práctica de él, pensemos que Jesús esta vivo en ese escenario cercano a Ifema y así lo he dicho, lo reitero y lo firmaré.

Del talento mostrado en las intervenciones que configuran su trayectoria profesional, podríamos escribir algunas frases, aunque este no es el lugar y momento adecuado.

De su actual personaje, el del mayor influencer de la historia del hombre, debemos admirar varios aspectos: la preparación técnica consigue que el actor asuma la identidad del personaje, como primer acierto de su interpretación trasmitiendo la humildad, sencillez, solidaridad, liderazgo, vocación, moralina, dedicación, valores del propio Jesús que hace propios. 

Me voy a centrar en Getsemaní, uno de los temas principales de 33 el musical. Acordándome de Paloma San Basilio en No llores por mi Argentina, le dije al protagonista que me había faltado las lágrimas en esa interpretación.

Christian alego que ese número le deja emocionalmente roto y que debía ver 33 el musical desde más cerca, porque los grandes espacios hacen que se pierdan algunos detalles.

Hoy, después de saborear 33 el musical, me permito pedir disculpas al artista, porque si he temblado de emoción, si me he quedado helado por la intensidad del momento y sí lo he visto llorar.

Christian se ha metido en el personaje, hace suyo su historia y la cuenta en primera persona. Hace unos años consiguió un premio por su interpretación. Demos tiempo al tiempo, disfrutemos de su talento y aplaudamos a rabiar al protagonista porque, entre el parecido, el talento, la obra, el equipo consigue que creamos y empaticemos con el personaje y su mensaje.

Para Christian Escuredo mi ovación más larga y sincera, que tiene que compartir con un equipo multidisciplinar que consigue un 33 el musical inmejorable, de alto nivel y que invitamos a no perdérselo.


Lo bueno y lo malo


Que esta lejos y apartado del mundo cultural madrileño por excelencia. Por el contrario, te situarás en un lugar que reúne las mejores características para disfrutar de un montaje especial, perenne en el tiempo y derroche de talento.

Olvidemos la raíz de la historia, pasemos de que es Jesús el protagonista de la fé católica. Seamos neutrales cuando vamos a disfrutarlo. Centrémonos en el mensaje y la actuación de todo el gran equipo profesional. Si así lo hacemos, será como el gran paladar de la mejor delicatessen. Una vez disfrutado, extrapólenlo a la fe católica y el resultado que habrán disfrutado de un gran musical, con una moralina que no perjudica a nadie y que es la “formula del amor” que se trasmitió dos mil años antes.

¿Opinamos?



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Bottom Ad

Responsive Ads Here

Pages